Qué bueno es comprar en enero. Aprovechar los primeros días del año en los que seguro estás más positiva y con la mente fresca.  Enero es de los mejores meses del año sobretodo porque NO ES DICIEMBRE. Es hora de dejar de lado esos colores oscuros y esas telas gruesas que vienen con las temporadas de otras regiones. Vamos por los estampados, shorts tan cortos como tu paciencia y colores tan vibrantes como tú. 

Ir de shopping en enero es para mujeres astutas y empoderadas que deciden no lidiar con el tráfico inhumano de diciembre. Es para aquellas que saben que van a encontrar estacionamiento en la primera vuelta y que tienen presente que la ropa de verano ¡es para todo el año! 

Vivimos en un país donde las idas a la playa, las noches en rooftops y las cenas al aire libre están disponibles todos los meses. Este es el momento para adquirir todos esos outfits que le devolverán la vida a tu clóset. Ve por accesorios versátiles, blusas frescas y vestidos ponederos que te resolverán todo el 2018. Esta temporada viene cargada de personalidad con flores, colores, texturas y accesorios.

Aprovecha este calorcito para usar faldas y vestidos livianos que te permitan sacar a pasear esas piernas bronceadas que esperaste un año entero para tener.  Acompáñalas con prints florales, colores divertidos y contrastantes.


¿Eres de las que se recoge el cabello para no pasar calor? ¡Este es tu momento! Llevar el cabello recogido o corto da lugar para accesorios más grandes. Prueba aretes llamativos, como los tassels de colores que resalten con tu outfit. Otra buena idea para que sigas exprimiendo tu verano es sumándole a tu clóset una pieza clave como los son sombreros, gorras o lentes de sol que seguro le darán un toque fun y chic a tu estilo de verano.

¿Qué otra razón necesitas? Esta es la temporada que amerita salir de la monotonía y subirle a las buenas vibras y los tonos alegres. 

Deja un comentario